Nueva York, – La estrella de rock Bruce Springsteen figuró este martes entre el grupo de orgullosos padres que observaron la ceremonia en la que sus hijos se convirtieron en nuevos bomberos para la ciudad de Jersey City, en Nueva Jersey.
Sentado en primera línea, junto a su esposa Patti Scialfa, vieron el acto de jura de Sam, el menor de sus tres hijos, y otros 14 bomberos, en la Alcaldía de la ciudad.
“Fue un largo camino y él fue muy dedicado”, dijo el músico a los periodistas tras culminar el evento.
Previo a este día, Sam Springsteen, de 25 años, y sus compañeros completaron un curso de cinco meses en la Academia de Entrenamiento de Seguridad Pública del condado de Morris, en Nueva Jersey.
El hijo del legendario músico se había graduado de la Academia de Bomberos del condado de Monmouth en 2014, tras lo cual fue bombero voluntario en esa localidad.
“Este es realmente el día de mi hijo. Estoy emocionado de estar aquí”, dijo “The Boss”, como se le conoce a la estrella de Nueva Jersey, que en 2002 grabó “Into The Fire” incluido en su álbum de estudio “The Rising”, inspirado en los bomberos que perdieron la vida durante las labores de rescate tras los atentados del 11S.
“No sé qué decir, no fue fácil”, indicó por su parte Sam, que compartió el momento con otros familiares y amigos.
Springsteen celebró en septiembre pasado su 70 cumpleaños no tanto pensando en la música sino más bien con un ojo puesto en el cine debido a su debut como director.
“The Boss” acudió al Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) para estrenar el documental “Western Stars”, que dirigió junto a Thom Zimny y en donde interpreta todas las canciones del álbum homónimo en un pequeño recinto y rodeado de amigos mientras reflexiona, asimismo, sobre su trayectoria y sus obsesiones personales.

Deja un comentario