Harvey Weinstein
Harvey Weinstein

Nueva York- Harvey Weinstein, declarado culpable el pasado lunes de violación en tercer grado y agresión sexual en primer grado, se encuentra confundido por el veredicto y mata su tiempo con la lectura en el hospital, donde fue ingresado horas después de la sentencia tras sufrir palpitaciones, aseguró su portavoz, Juda Engelmayer.

“No entiende cómo el jurado no entendió que él no es culpable de estos crímenes”, dijo su representante poco después de visitar a Weinstein en el Hospital de Bellevue, en Manhattan.

Engelmayer señaló, asimismo, que el cineasta caído en desgracia ocupa su tiempo leyendo sobre el exministro británico y destacada figura política Winston Churchill y conversando con sus dos hijos menores.

“No está muy bien de ánimos”, afirmó tras pasar una hora y media con él en el centro médico, donde fue ingresado el pasado lunes por palpitaciones y una presión arterial alta.

“Emocionalmente está mal, mentalmente está mal. Está en una prisión”, agregó, tras lo que quiso desmentir que esté en un sitio “cómodo” por tratarse de un hospital.

“Su habitación es un espacio vacío con una cama de hospital y un retrete de acero inoxidable sin tapa y con cristaleras alrededor. Cualquier policía o personal del hospital puede verlo cuando entra”, detalló Engerlmayer.

Según el medio local Page Six, los doctores han solicitado un TAC, aunque no se conocen las razones para ello.

Pendiente de conocer su sentencia, que el juez fijó para el próximo 11 de marzo, el productor está vigilado en todo momento por un equipo de funcionarios de prisiones, que incluye a agentes especializados de emergencias para asegurarse de que “no se autolesione”, según publicó este miércoles el medio digital The City.

El productor, de 67 años, fue declarado culpable de dos de los cinco cargos que le imputaba la Fiscalía: uno de acto sexual criminal en primer grado, que acarrea entre 5 y 25 años de prisión, por practicar sexo oral a la fuerza a la ayudante de producción Mimi Haley en 2006; y otro de violación en tercer grado, penado con un máximo de 4 años, contra la aspirante a actriz Jessica Mann en 2013.

El presidente de la Asociación de Directores Adjuntos de Cárceles, Joe Russo, dijo a The City que el caso de Weinstein es de “alto perfil” y “no se le puede poner con cualquiera”, por lo que se ha cerrado la unidad entera del hospital para evitar que se encuentre con algún otro recluso y siempre va escoltado de un funcionario cuando se desplaza.

Se esperaba que el productor fuera trasladado a un área destinada a casos notables o a presos con problemas de salud de la prisión de Rikers Island, uno de los mayores complejos carcelarios de EE.UU. situado en una isla de Nueva York y que no goza de buena fama.

Deja un comentario